Suscríbete

El azul, amarillo y rojo han vuelto más intensos y poderosos que nunca.

01 abril 2017

El artista neerlandés Piet Mondrian los consideraba ‘elementales en el universo’. Tan determinantes e imponentes, que eliminó las curvas en sus obras para enfatizar su presencia, representando a los tres colores primarios con formas geométricas y líneas limpias.

Años más tarde, el estadounidense Roy Lichtenstein los utilizó para introducir la cultura pop en los museos, y además fueron la base de sus piezas, donde observamos fragmentos de historietas y cómics. También tuvieron un papel protagónico en el diseño industrial del siglo XX, desde la silla roja y azul de Gerrit Rietveld hasta la S-Chair de Tom Dixon (que, aunque actualmente se fabriquen en otros colores, nacieron con una paleta básica).

Como era de esperarse, la moda también se ha rendido ante ellos, dándoles nombres y personalidades: el rojo Valentino, el amarillo ‘minion’ (llamado así por los personajes de animación) y el azul cobalto. Independientes o juntos en un mismo look, los colores primarios representan vida, energía y pura osadía.

El azul, amarillo y rojo han vuelto más intensos y poderosos que nunca.

Lo que no sabías de la moda

y los colores primarios

COMPÁRTELO