Suscríbete

¿Piel grasa? 4 errores que debes evitar

Evita estos errores y tendrás una piel libre de grasa.

¿Has probado de todo pero aun así no logras eliminar esa sensación de tener una capa oleosa sobre tu rostro? Entonces es probable que alguna parte de tu rutina de belleza no sea la adecuada.

Es brillosa y con los poros dilatados. Reconocer una piel grasa es muy sencillo; cuidarla, no tanto. ¿Qué es lo que no debes hacer?

Usar un solo producto

El tipo de piel más común es la piel mixta, en ella la grasa se concentra solo en la zona T: frente, nariz y barbilla. Por ello, usar una crema solo para pieles grasosas podría perjudicar el resto de tu rostro.

Tal como comenta la doctora Cynthia Bailey de la Academia Americana de dermatología, las más recomendadas para la piel grasa son las cremas no comedogénicas, o aquellas que no tapan los poros ni generan puntos negros. Por ejemplo, en La Roche-Posay de Real Plaza Salaverry puedes encontrar la Effaclar Duo [+], un tratamiento que libera poros obstruidos y evita la proliferación de bacterias en el rostro.

Excederse con la limpieza

Aunque no lo creas, hacer una limpieza intensiva todos los días podría ser contraproducente en una piel grasa. Lo recomendable es hacerlo dos veces por semana, para evitar la secreción de glándulas sebáceas. Si sufres exceso de grasa a mitad de jornada, los pañuelitos desechables serán tus mejores aliados.

Evita los aceites y tónicos con alcohol. Usa un tónico hidratante como el Tonique Doiceur de Lancôme, que puedes encontrar en Saga Falabella, es adecuado para minimizar los poros y exfoliar suavemente. Aplícalo por la mañana, por la noche y después de hacer deporte ¡y listo!

No hidratar lo suficiente

Además de los dos litros de agua que deberías de beber al día, hidratar tu rostro con productos adecuados es algo muy necesario, sobre todo en invierno. Aplicar la cantidad adecuada para cada zona sin olvidar el contorno de ojos, logrará un equilibrio del manto hidrolipídico (la capa externa de la epidermis). El Global Perfect Pore Minimizer de Sisley, un concentrado hidratante con acción astringente, es el más adecuado para tu rutina pues contrae los poros y previene la aparición de granos.

Usar mucho maquillaje (no desmaquillarte, también)

Hemos dicho varias veces que tapar los poros de tu rostro es lo peor que puedes hacer, y es precisamente lo que lograrás si aplicas una espesa capa de maquillaje sobre él. Para evitarlo, Emmy Graber, doctora en el Instituto de Dermatología de Boston, recomienda productos libres de aceites, como el Hydra-Essentiel de Clarins, un hidratante ligero y con filtro solar que dejará tu piel con aspecto mate y te ayudará a no abusar de la base. ¡Y nunca olvides desmaquillar tu rostro y cuello todas las noches!

¿Piel grasa? 4 errores que debes evitar

COMPÁRTELO