• Seleccionar
  • Salaverry
  • Centro Cívico
  • Primavera
  • Villa Maria
  • Pro
  • Santa Clara
  • Guardia Civil
  • Trujillo
  • Arequipa
  • Piura
  • Cajamarca
  • Chiclayo
  • Huancayo
  • Huánuco
  • Cusco
  • Juliaca
  • Pucallpa
  • Sullana
  • Chimbote
  • Puruchuco

Tendencias

6 tipos de alimentos que nos ayudan a estar bien mentalmente

09 octubre 2020

6 tipos de alimentos que nos ayudan a estar bien mentalmente

La nutricionista Mariana Hidalgo nos lo cuenta todo por el Día de la Salud Mental.

 

‘’Si tenemos una buena alimentación podemos ser saludables’’… dijo por ahí alguien que solo le tiene fe a una correcta alimentación, pero ¿será que la alimentación es lo único que importa?   

La Organización Mundial de la Salud define a la salud como un estado de perfecto bienestar físico, mental y social, y no sólo la ausencia de enfermedad. Para tener un bienestar físico es necesario una correcta alimentación, realizar ejercicio físico y aumentar la actividad física. Con este combo obtendremos una composición corporal óptima para evitar el riesgo de enfermedades. 

Sin embargo… ¿Qué pasa con la salud mental o con tu entorno?

La alimentación tiene una relación directa en nuestro estado anímico, emociones y salud mental. La mayoría de veces, lo que nosotros comemos está directamente relacionada a cómo nos sentimos. De hecho, comer de más o comer menos es el síntoma, más no la enfermedad. 

Para entender mejor, es necesario primero tener claro qué nutrientes necesita nuestro cerebro y para qué.

  • Oxígeno. 

  • Glucosa. El cerebro necesita glucosa, no azúcar. 

  • Ácidos grasos omega-3. Estos mejoran el funcionamiento de neurotransmisores como la serotonina, y la estructura de la membrana de las células nerviosas.

  • Aminoácidos. Estos componen la estructura de los neurotransmisores. Sin dichos neurotransmisores no existiría la comunicación entre neuronas, lo que origina un buen funcionamiento del cerebro. Los aminoácidos llamados ‘’esenciales’’ son los que tendremos que aportar mediante la dieta, ya que para que nuestro cerebro realice sus funciones con precisión debemos proporcionar al organismo alimentos que ayuden a la formación y mantenimiento de los neurotransmisores, para que las neuronas se mantengan sanas, protegidas y en equilibrio.

Por otro lado, también existen determinados alimentos que son proinflamatorios para nuestro cerebro.

Dichos alimentos son: snacks salados, grasas trans, azúcares, harinas refinadas, alimentos y carnes procesadas, etc.

Cuando hay mucha liberación de marcadores inflamatorios esto se ha relacionado con el desarrollo de los síntomas depresivos. Por lo que ya algunos estudios han demostrado que cuando dichos síntomas mejoran, se normalizan los marcadores. 

Recordemos que nuestras células van a ser los trabajadores de nuestra empresa (nuestro cuerpo) y cada órgano va ser un área que se encargará del correcto funcionamiento de la empresa. Nosotros, debemos aprender a nutrir todo, cuerpo y mente, por eso es importante tener buenos hábitos, comer bien, pero sin ser estrictos (tampoco es un vale todo, obviamente), movernos más, aprender a escucharnos y a escuchar, conectar con nosotros mismos y a disfrutar, ya que todos estos estímulos en conjuntos serán entendidos por el cuerpo y darán una respuesta. 

Si bien es cierto que en personas diagnosticadas con enfermedades mentales se ha visto que presentan deficiencias de nutrientes como ácidos grasos poliinsaturados, zinc, hierro, magnesio, vitamina B, C, E, y una menor cantidad de bacterias beneficiosas en la microbiota, hoy en día conocemos el eje intestino-cerebro, el cual va participar y se va activar cuando nosotros presentamos un tipo de emoción. Por ejemplo, cuando estamos deprimidos, queremos ir por algún dulce o simplemente dejamos de comer, pero va depender de nosotros qué hacer ante esa situación. 

¿Entonces, qué alimentos son los más adecuados para un buen equilibrio mental?

  • Omega-3 lo encontramos en pescados azules, frutos secos como las nueces y semillas.

  • Vitaminas del grupo B, ya que están implicadas en la transmisión de los impulsos nerviosos y la memoria. Como frutos secos, plátano, legumbres, huevo, pescados, mariscos, etc.

  • Antioxidantes, como la vitamina C y E. Presentes en cítricos, pimientos, tomates, etc. Y grasas vegetales (vitamina E)

  • Aminoácidos esenciales: lácteos, carnes, legumbres, huevos, soya.

  • Hidratos de carbono complejos, que al descomponerse lo utilizará el cerebro para su energía y funcionar. A parte de que ciertos aminoácidos, como el triptófano, solo son absorbidos en presencia de carbohidratos.

  • Minerales como magnesio (cacao, avena, cereales integrales…), zinc (carnes, legumbres y leche), hierro (legumbres, moluscos, semillas, frutos secos…), calcio (lácteos, bebidas fortificadas, almendras, semillas, etc), selenio (cereales integrales, frutos secos, verduras, pescados, etc) son esenciales para el correcto funcionamiento del cerebro, para las conexiones neuronales y sinápticas.

  • Ejercicio físico que aparte de beneficios en la salud corporal libera endorfinas, sustancias generadoras del bienestar y felicidad.

Como ven, son alimentos que pueden estar en tu cocina o son fáciles de conseguir en el supermercado de tu Real Plaza más cercano como Plaza Vea, Tottus o Metro. 

El equilibrio mental empieza con una buena alimentación

La nutrición y salud mental están relacionados. De modo que una alimentación saludable, ayudará a la salud en todos los niveles. Nuestro cuerpo y nuestra mente debe ser un lugar sagrado para nutrir y cuidar. Por eso cuidemos nuestra alimentación y nuestros pensamientos.

Y hay que matizar, no hay que llegar a la obsesión con la alimentación saludable las 24 horas del día los 365 días del año, porque no es una conducta flexible y natural, y dejaría de ser sano.