Suscríbete
Real Plaza

5 secretos para obtener el abdomen soñado

Consigue el vientre plano que siempre quisiste con estos consejos

Los ejercicios para el abdomen son solo uno de los factores a tener en cuenta si quieres tener un vientre plano. Estos son algunos tips que debes seguir si te cansaste de hacer abdominales sin ver resultados.

Haz deporte (y dile adiós a los ‘kilitos’ de más)

El abdomen es el primer destino de los kilos de más y la mejor manera de quitártelos de encima es practicando deportes que lo ejerciten. Los más efectivos en ese sentido son natación, running, boxeo, remo, surf y yoga. Otra buena opción es realizar entrenamientos aeróbicos, que, además de mejorar la circulación, queman grasa rápidamente. El Cx Worx, por ejemplo, es un programa de ejercicios realizados con gomas elásticas que trabaja la parte central del cuerpo. Los entrenamientos físico-cardiovasculares son perfectos para quemar la grasa abdominal, como body attack, que combina movimientos aeróbicos y de equilibrio; body pump, con pesas; body combat, con elementos de las artes marciales; y body flow, que mezcla disciplinas orientales como el yoga o el tai chi. Para la mayoría de estos deportes solo te bastará con contar con un equipo básico de entrenamiento como una polera de Converse, zapatillas runners de Adidas y un short de KidsMadeHere.


Aprende a alimentarte

Las dietas prohibitivas no te llevarán a nada más que a sentir más hambre. Al practicar actividad física de manera regular, es necesario consumir carbohidratos y proteínas para obtener energía y tonificar músculos. La nutricionista Marifé Bustamante nos recomienda algunos alimentos que no deben faltar en nuestra dieta: carbohidratos como papa, camote, choclo, arroz integral, trigo y quinua; y proteínas como pollo, pescado, carne de vaca y huevos. “Las menestras pueden funcionar como proteína si son combinadas con un cereal, por ejemplo lentejas con trigo o frejoles con arroz”, indica. También son importantes frutos secos, semillas y alguna fruta para los antojos de media tarde. La mejor opción es definir las proporciones de tu dieta para adelgazar el abdomen con la ayuda de un nutricionista, pues mucho depende del tipo de ejercicio que realices y los objetivos que te propongas. Por último lo más importante de esta etapa debe ser beber abundante agua al día, para ello no debes olvidar cargar un práctico tomatodo contigo todo el tiempo.
 

 

Respira y relájate

El organismo, frente a altos niveles de estrés y ansiedad, libera la hormona cortisol, que le ordena almacenar grasa. Hay varias técnicas para manejar estos episodios. La entrenadora Érika Werner aconseja empezar la jornada con un desayuno rico en vitaminas y fibra, y evitar cenar después de las nueve de la noche, pues es cuando el cuerpo reduce sus funciones. A la par, se recomienda llevar a cabo actividades al aire libre para despejar la mente y respirar aire puro fuera de la oficina.  


Cultiva buenos hábitos

La ‘panza chelera’ es poco atractiva y perjudicial para la salud. Para eliminar la grasa abdominal, es necesario olvidarnos de algunos malos hábitos, como el consumo de alcohol, bebida que en el cuerpo se convierte en azúcar y las continuas malas noches. Ambos contribuyen a aumentar de peso, ya que las capacidades del organismo disminuyen con la deshidratación y un descanso incompleto. “Solo dejando el alcohol por completo y durmiendo ocho horas diarias, se logran cambios notables a nivel físico y emocional”, asegura la entrenadora.


Fortalece tus músculos

Además de los deportes, existen algunos ejercicios para el abdomen que te ayudarán a eliminar la grasa y conseguir un vientre plano:

 

  1. Con pelota: recuéstate boca arriba, extiende los brazos sobre la cabeza con la pelota entre las manos. Luego, levántala sobre el pecho, elevando al mismo tiempo las piernas del piso. Por último, coloca el balón entre los tobillos y baja los brazos y las piernas hacia el suelo.

  2. Salta la cuerda: esta actividad es perfecta para tonificar abdomen, brazos, muslos, pantorrillas, y mejorar la salud cardiovascular. Se puede saltar con un pie, dos, o en estilo cruzado. Recuerda apretar los músculos del vientre.

  3. Clásicos abdominales: recuéstate boca arriba sobre el piso con las manos a los lados y las rodillas flexionadas. Elévate, manteniendo la suela de las zapatillas en el piso, e impulsándote desde la nuca. No deberías sentir dolor en el cuello.

  4. Inhala y exhala: de pie o recostado sobre la espalda, ponte una mano sobre el estómago e inhala, abriendo la caja torácica y luego el vientre. Mantén la respiración por unos segundos y, luego, exhala siguiendo el mismo orden.

 

5 secretos para obtener el abdomen soñado

COMPÁRTELO

Tendencias relacionadas