Suscríbete
Real Plaza

Adam Driver: la historia detrás del chico serio de Star Wars The Last Jedi

Por el estreno de Star Wars The Last Jedi, te contamos qué hace a Adam Driver el actor más intenso de su generación.

De novio friki en la serie Girls de HBO a villano de Star Wars The Last Jedi, la saga con más seguidores de la galaxia, Adam Driver es un chico que sorprende. Esto es lo que no sabías de nuestro Kylo Ren.

Se unió a las Fuerzas Armadas

Inspirado por los atentados del 11 de setiembre y con tan solo 17 años, Adam se unió al Cuerpo de Marines de los Estados Unidos. Su carrera resultó ser algo corta pues, poco antes de ser enviado a Irak, se fracturó el esternón en un accidente de bicicleta y fue separado de la institución luego de tres años de servicio. En una entrevista, Driver declaró que creía que la vida de actor no era tan difícil como lo que experimentó en la milicia, algo que el tiempo le demostró que no era cierto.

Un chico serio

Durante el rodaje de Star Wars The Last Jedi, la más reciente entrega de la saga, se ganó la fama de chico serio y temperamental, en gran parte juzgado por sus graves facciones. Según el actor Mark Hamill (que interpreta a Luke Skywalker), Driver se negó a establecer cualquier tipo de vínculo más allá del set de grabación. De hecho, Hamill le propuso salir a comer algo y conocerse. “Al fin y al cabo tu serías mi sobrino”, bromeó, refiriéndose a sus personajes en la ficción. Driver rechazó la invitación, revelando un lado oscuro y misterioso

Su secreto contra los nervios

Como muchos actores de Hollywood, Adam adoptó una técnica para superar los nervios de una audición. “Me entreno a mí mismo para odiar a todas las personas en la habitación”, sostuvo en una entrevista. “Así, si no me llaman, puedo decir: ‘¡de todas maneras no me gustaba esa gente!’”. Una técnica que funcionó muy bien, pues para obtener el papel de Kylo Ren tuvo que vencer al ganador del Óscar, Eddie Redmayne, y otros actores reconocidos que también fueron considerados como Michael Fassbender y Hugo Weaving.

Un actor comprometido

Para meterse en la piel de un jesuita del siglo XVII (su rol en la cinta Silence, de Martin Scorsese), Driver pasó siete días en un retiro de silencio junto a Andrew Garfield. Durante este tiempo, la única interacción entre ambos actores fue darse la mano. Para este rol, además, Driver bajó 23 kilos tomando pastillas para perder agua. Totalmente comprometido con su papel.

Miedo a la pantalla

Las curiosidades con Adam son infinitas. Ahora último, confesó que no soporta verse a sí mismo en las producciones en las que actúa. “Esto es terrible”, dijo, cuando vio el piloto de la serie Girls en la laptop de Lena Dunham. Si estuvo en el estreno de Star Wars: The Force Awakens fue porque es fanático de la saga. “Casi vomito en la sala de cine”, señaló. Esperamos que en esta nueva entrega no le suceda lo mismo.

Star Wars The Las Jedi se estrenó mundialmente este 14 de diciembre en todas las salas de Cineplanet de Real Plaza. Nosotros no podemos esperar más para verla, ¿y tú?

Adam Driver: la historia detrás del chico serio de Star Wars The Last Jedi

COMPÁRTELO

Tendencias relacionadas